What does play mean? For Francesco Tonucci, also known as «Frato», it is adventure, discovery, surprise, pleasure, obstacle, risks, transgression, doing things that parents can not know … Playing needs some conditions. The conditions are autonomy, free time and adequate space. All these conditions have disappeared. We make a stop in Rome to visit and interview this amazing master in education who gave us beautiful insights about the importance of play and free time of kids and its relation with the cities of today.

The interview is in Spanish but you can turn on the subtitles in english from the control panel. You can also find the whole transcription in Spanish here:

La diferencia entre mi infancia y la infancia de mis hijos, pero especialmente la infancia de los niños de hoy en día, es que se sabe más. Ha surgido la idea de que la infancia es algo importante. Como es algo importante hay mucho mas control y protección, mucha preocupación de que no se pierda tiempo. El tiempo de los niños es importante, hay que aprovecharlo. Todas las actividades de la tarde por ejemplo son para no perder tiempo, porqué son cosas importantes para la vida: conocer mas lenguas, idiomas, deportes, instrumentos musicales.

Esto lleva también a controlar la escuela. Que la escuela lo haga bien porque los hijos pasan mucho tiempo allí. La escuela sufre de este control de la familia. En lugar de ser aliados, se están controlando y quejando recíprocamente y esto hace daño a los que están en medio, la niña o el niño.

El otro elemento que yo noto y que es nuevo, es el miedo. La familia vive el miedo. Culturalmente en otros países Europeos se vive menos el miedo que en España e Italia. Dejan más libres a los niños, los niños salen de casa, van a la escuela sin adultos, juegan en las calles, siguen en costumbres que eran normales para nosotros antes. Hoy los niños han desaparecido de las calles de la ciudad. De la escuela por ejemplo no se sale. En los años 70 salir de la escuela era uno de los temas básicos para abrirse al mundo: ir a ver la naturaleza no solo en los libros de texto, recoger material y llevarlo a la escuela, criar animales, entrevistar personas, invitar a los abuelos…

Estas experiencias eran comunes. Hoy han desaparecido. Es rarísimo. Los buenos maestros lo hacen pero son pocos. Una de las condiciones para que los maestros puedan vivir bien su experiencia escolar es reconectar su relación con las familias. Seguir con las familias, involucrarlas, ayudarles a entender lo que ocurre en la escuela, ayudar a las familias a entender que los niños merecen más experiencias personales porque la escuela lo necesita.

¿Qué es el “juego”? desde mi punto de vista es muy fácil. Sería suficiente cerrar los ojos y pensar en lo que hemos vivido cuando teníamos 5,6,7 u 8 años. Cuando podíamos vivir experiencias fuera de la escuela, fuera de casa. Esto es juego. Es una experiencia que ha desaparecido. Esto es lo dramático. No es tanto el tema que se juega mal o se juega poco o no se juega. Ocurre que el enorme desarrollo social y conocimiento y las habilidades ocurren al principio de la vida antes de entrar en una aula, antes de conocer maestros, materiales didácticos, libros, tecnologías….antes de todo esto. ¿Y cómo ocurren? Jugando. Por esto se dice que el juego es la experiencia más importante de la vida, más que el estudio. Einstein decía que el juego es el nivel más alto de investigación. Yo no tengo dudas.

En este tiempo, así como mi hijo había entendido la conjugación de los verbos, podemos examinar muchos elementos que los niños van construyendo muy temprano. Están construyendo los cimientos sobre los cuales se va a construir todo el conocimiento, todas las relaciones y habilidades de la vida. Solo que los cimientos tienen una mala suerte y es que no se ven. La gente pasa por delante, pueden admirar una palacio histórico aquí en Roma de grandes arquitectos, y nadie piensa que abajo hay cimientos importantes casi como el palacio mismo que han necesitado mucho tiempo, trabajo, dinero pero nadie se da cuenta. Con los niños pasa igual. Ellos no se acuerdan porque eran demasiado pequeños, y casi nunca los adultos se dan cuenta.

Los errores es otro gran mundo. Si lo hacen bien era porque imitaba lo que escuchaba. Cuando consiguió hacer solo el proceso la consecuencia fue un error. Bendito el error. Casi siempre los errores son ventanas abiertas para entender algo más. El error lo hace cada uno por su cuenta. Si lo analizamos, entendemos algo de la persona que lo ha cometido.

Volviendo al juego ¿qué significa el juego? Juego es aventura, descubrimiento, sorpresa, placer, obstáculo, riesgo, trasgresión, hacer cosas que los padres no pueden saber…Necesita algunas condiciones. Las condiciones son autonomía, tiempo libre y espacio adecuado. Las tres han desaparecido.

Los niños no tienen autonomía. Lo llevamos todos los días al parque. Que significa que todos los días uno de los padres lo lleva a estos parques para niños donde hay columpios o toboganes, y normalmente el parque cerca de casa. Con lo cual todos los días va al mismo parque, a jugar a los mismos juegos hasta que se cansa. Porque este es el objetivo. Cuando se cansa, por fin se cansa, y podemos volver a casa y a nuestros papeles. Es un sacrificio que hacen los adultos y no se dan cuenta que el sacrificio lo hace también el niño. Cansarse de jugar es totalmente innatural, significa que no esta jugando. Nosotros no nos cansábamos nunca. Nuestra madre tenía que llamarnos a gritos para que volviésemos a la hora de cenar. Si se cansan no juegan.

Con lo cual, el verbo jugar no se puede conjugar con el verbo acompañar, sino solo con el verbo dejar. Es complicado, tenemos miedo…lo que queráis. Pero si lo acompañamos no juega. Aquí hay una anécdota simpática de una niña de Malnate, una ciudad de nuestra red que valdría la pena conocer:

La niña le escribe una carta a su alcalde diciéndole: mira alcalde es que habéis puesto los bancos del parquet al revés. Los habéis puesto que miren hacia los juegos de manera que cuando voy con mi abuelo, me mira mientras juego y yo no lo soporto. Esta niña esta protestando muy correctamente sobre la violación de la intimidad del juego. Y Frato que aprovecha frecuentemente de lo que los niños dicen, hace una viñeta mostrando una niña enfadada con su mama. Diciendo: mama cuando jugáis vosotros, lo hacéis de noche y a escondidas, donde jugamos nosotros incluso ponéis bancos para el publico.

Tiempo libre. Los niños no tienen tiempo libre. El artículo 31 de la Convención de los derechos del niño dice que los niños tienen derecho al descanso, al tiempo libre y al juego. La convención reconoce la igualdad de nivel, de dignidad, del juego respecto al estudio. Yo creo que vale más. Seguro que menos no. El tiempo libre ha desaparecido y esto es muy grave. Significa salir de casa sin adultos y tener un tiempo que administrar. Dentro de reglas claro. Reglas de tiempo, espacio, compartimientos…La familia tienen el deber y derecho de poner normas.

El tiempo libre debería de interesar tanto a la escuela como a la ciudad. La escuela por ejemplo, no tiene derecho a poner deberes por la tarde. No debería hacerlo porque por un lado, no sirven a nivel pedagógico, y por otro porque es un abuso. Si los artículos 28 y 31 de la Convención de derechos de niño valen lo mismo, y la escuela ocupa toda la mañana y a veces parte de la tarde lo que falta es de los niños y no de la escuela. La tarde, fin de semana y vacaciones no son de la escuela. Todo lo que la escuela necesita, recuperación, dentro del horario escolar y con la garantía del maestro que solo puede saber lo que necesita un niño que tiene necesidades de recuperación escolar. Estos niños que tienen lagunas no tienen familias capaces de ayudarlos por lo cual los deberes son una especie de absurdo. Los maestros que no han sabido educar a sus alumnas en alguna parte, piden a familias que saben mucho menos que ellos de ayudar a los niños a recuperar lo que la escuela no ha sabido hacer.

¿Porque la escuela debería estar interesada en este tiempo de la tarde? Porque es el momento en el que los niños pueden hacer experiencias propias y llevarlas mañana a la escuela.  Si hablo con los maestros me dicen los niños de hoy no cuentan nada. Y parece que lo digan pensando que los niños o son muy tímidos o son mentirosos. No es así. Es que efectivamente los niños no tienen nada para contar porque no les ocurre nada. Pasan la tarde haciendo deberes ¿Vale la pena contar los deberes? No. Después hay actividades que se hacen con maestros con entrenadores que no merece la pena contarlas. Si sobra un tiempo se lo come la pantalla que puede ser de la televisión o de un móvil o una Tablet y donde los niños hacen lo mismo. Por lo cual ¿qué contar? Si falta la vida del alumno en la escuela, la escuela está condenada a volver a sus programas y a los libros de texto. Que significa una mala escuela.

La escuela necesita que los niños tengan cosas para llevar. La escuela debe ser una de las que favorezcan el tiempo libre de los niños, ayudando a la familia a entender que no vale la pena tantas actividades y tal. Y la ciudad también debería estar interesada en que los niños vuelvan a vivir la calle. Porque pueden ser el elemento más válido de seguridad ambiental. Nosotros no dejamos salir a los niños a la calle porque pensamos que la calle es peligrosa yo estoy convencido de hace mucho tiempo de que la calle es peligrosa porque no hay niños. Si hay niños los vecinos se hacen cargo. No pueden evitar de estar interesados en lo que viven los niños en la calle. Un barrio donde hay personas vigilantes y atentas es un lugar muy incomodo para los delincuentes.

Author

I am a telecommunications engineer, teacher in innovative education and freelance filmmaker questioning not the "Why?" but the "Why not?" in every aspect of life. Since 2017 I travel the world looking for stories worth telling.

Write A Comment